‘Huachicolero quiere ser alcalde’; medios y pobladores confirman las aspiraciones

‘Huachicolero quiere ser alcalde’; medios y pobladores confirman las aspiraciones

Excélsior

Ciudad de México; 13 de mayo del 2017.- Antonio Martínez Fuentes, El Toñín, ha expresado sus aspiraciones políticas para ser presidente municipal de Quecholac, Puebla, pese a que ha sido señalado públicamente como el líder de uno de los dos grupos de huachicoleros que se disputan el negocio del robo de combustible en el llamado Triángulo Rojo.

Así lo confirmó Magarely Hernández, periodista poblana del periódico Central, en entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, quien además acusó que, según investigaciones periodísticas, El Toñín es el responsable de los ataques a militares en su disputa con la banda de Los Bukanas, la otra banda importante de huachicoleros.

Magarely Hernández confirmó que, como publicó ayer Excélsior, las bandas de El Bukanas y El Toñín son las que se disputan el robo y el tráfico de combustible en gran parte de Puebla y son los responsables de los recientes enfrentamientos contra militares, incluido el del 3 de mayo, cuando fallecieron cuatro militares y seis civiles.

“El Bukanas se dio a conocer cuando ocurrió un primer enfrentamiento, el pasado 9 de marzo, y es conocido como Raúl o Saúl N, al que se le adjudica la ejecución de tres agentes de la policía especializada en Palmar del Bravo”, narró la periodista.

Detalló que de acuerdo con lo que refieren los pobladores de la zona, tanto él como otros huachicoleros, comenzaron a participar con la delincuencia organizada porque “como campesinos las ganancias no les deja mucho”, y es que en un día ellos pueden ganar lo que ganan en una semana o en una quincena.

La reportera de Central describió que la banda de Los Bukanas está relacionada directamente con la organización criminal de Los Zetas, pero que “El Toñín, quien tiene aspiraciones para ser alcalde de Quecholac, pertenece a una banda contraría a Los Bukanas, es responsable de los enfrentamientos del pasado 3 de mayo”.

Se sabe que Antonio Martínez Fuentes era hasta hace poco un campesino que sembraba zanahoria, ahora es uno de los personajes clave del tráfico de gasolina en Quecholac, dijo.

Confirmó que Paulo o Paulino Martínez, uno de los primos de Martínez Fuentes, es el mismo que disparó por la espalda a uno de los militares, y que luego le dispararon en la cabeza, según un video que circuló.

También explicó que la foto de Paulo o Paulino muerto circuló como si fuera El Toñín, aunque luego se desmintió que se tratara del líder de uno de los grupos de huachicoleros.

Indicó que algunas versiones señalan que el objetivo del operativo del 3 de mayo era detener a El Toñin, sobre lo cual la Fiscalía General de Puebla sólo confirmó que había un grupo contrario a Los Bukanas que disputaba el negocio ilegal.

AMIGO Y DADIVOSO

Medios locales de Puebla describen a Antonio Martínez como “millonario” y confirman que es uno de los que controlan el negocio de la extracción y venta de combustible robado en el Triángulo Rojo.

Algunos pobladores de Palmarito Tochapan afirman que el hombre tiene más de 50 años, es moreno y tienen el cabello quebrado.

Aseguran, sin embargo, que el hombre no es aceptado por la gente y que ninguno de los pobladores originales tiene relación con él.

En contraste, testimonios de ciudadanos de Palmar de Bravo y Quecholac, recogidos por medios locales, como Página Negra, aseguran que a El Toñín lo apodan El amigo del pueblo, porque es muy dadivoso con la gente.

Afirman que ayuda con las fiestas patronales y que, incluso, ha llevado a bandas famosas a Quecholac.

En el municipio de Quecholac, algunos pobladores aseguran que Antonio Martínez es amigo personal del alcalde Néstor Camarillo Medina y de su papá, Julián Isidro Camarillo, quien también fue presidente municipal, y que de ahí nacieron sus aspiraciones políticas. Néstor Camarillo recientemente se deslindó de las acciones de los huachicoleros.

UN JOVEN FUE QUIEN ENTREGÓ LOS VIDEOS
El reportero trabaja en Palmarito Tochapan. Tiene asignada la cobertura de este tema desde la balacera ocurrida aquel 3 de mayo, el bloqueo de la autopista al día siguiente y todo lo relacionado con el robo de combustibles.

Por lo anterior, no es difícil que en la búsqueda de datos platique con la gente. Esta vez está rodeado por mujeres. A algunas ya las ha visto antes. Aquel 4 mayo, cuando los hombres cerraron la vía terrestre, ellas tomaron la decisión de acercarse a soldados y a policías para negociar.

En esta ocasión nadie lleva la voz cantante. Todas hablan al mismo tiempo, empalman sus voces y por momentos no es posible entender lo que dicen.

En la vorágine, de súbito, un joven con tapaboca azul se acerca. Extiende el brazo y entrega una USB. Entre ese desconocido que oculta su identidad y el informador sólo hay intercambio de miradas. Ambos asienten, como si cerraran un acuerdo.

Así llega la noche, tras la jornada de trabajo, bajo un sol que quema, un viento que no refresca y la tierra que lesiona la piel de a poco.

En la tranquilidad de su espacio, frente a su computadora, el periodista en ciernes recuerda la memoria digital, la que guardó en su bolsillo. Así que hurga y encuentra. Inserta el USB en la unidad…

Encuentra archivos PDF y JPG. Textos y fotografías. También videos. Todos tienen que ver con aquel 3 de mayo en Palmarito Tochapan. Cámara 2. Cámara 4. Cámara 7. Distintas tomas del crucero que forman las calles 10 Sur y Camino Nacional, donde ocurrió parte del enfrentamiento entre militares y ladrones de combustible. Se ven movimientos de los soldados, de los huachicoleros, de las personas que huyen para ponerse a salvo.

¿De quién fue el regalo?

El reportero no lo sabe.

Lo cierto es que el material audiovisual incluye una explicación de lo que presuntamente sucedió aquella noche, una explicación detallada en texto, con metadatos incluidos:

“Hora de 08:24:51-08:24:57 + Jalan a civil del chaleco y lo tiran.

“Hora 08:25:13 + Sujeto que se encuentra en el suelo dispara y cae militar”.

La información incluye fotografías, donde se destacan acciones con círculos rojos.

Dicen que las cámaras de video fueron instaladas por los delincuentes. Las autoridades lo aseguran. Lo cierto es que grabaron lo que sucedió esa noche en este pueblo de Quecholac.

LOS JEFES DEL TRIÁNGULO ROJO

Dos bandas del crimen organizado se disputan el robo y el trasiego de hidrocarburos en el Triángulo Rojo, que incluye 22 municipios de Puebla, Veracruz y Estado de México.
Los grupos, antagonistas entre sí, están encabezados por El Bukanas y El Toñín, de acuerdo con reportes periodísticos.
El grupo de El Bukanas tiene raíces en Los Zetas. Su líder, a quien hasta ahora sólo se menciona como Raúl o Saúl, habría nacido en el municipio de Esperanza.
Fue policía municipal en Veracruz. Después se habría dedicado tanto al asalto a mano armada en la autopista Puebla-Orizaba, como a los secuestros, extorsiones y ordeña.
El Bukanas habría tomado el mando en enero de 2016, cuando Ángel Hernández fue detenido con otros delincuentes en una marisquería.
Otros líderes son El Ruso y El Vieja, que manejan a 60 hombres que lo mismo ordeñan ductos, secuestran y extorsionan a comerciantes y dueños de empacadoras.
Un segundo grupo delictivo disputa el negocio. Éste lo encabezaría Antonio Martínez Fuentes, El Toñín, quien pasó de ser agricultor a dirigir un grupo criminal que roba combustible, secuestra y trafica con drogas.
Paulino Martínez, quien mató por la espalda a un soldado, según videos, presuntamente es primo suyo. El segundo al mando sería Marcelino Martínez Fuentes, hermano de El Toñín. Fuentes locales vinculan a estos criminales con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

CONAGO ANALIZARÁ ROBO DE GASOLINAS
El robo de combustible será analizado en la próxima reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), aseguró el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

“Yo estoy seguro que la presencia de nuestro compañero gobernador de Puebla y de una problemática que es sensible para nosotros, que además se conecta con lo que les digo de la gravedad de delitos, pues cómo no va a ser delito grave el robo de combustible a nuestro país.

“A mí me parece absolutamente grave todo lo que se trate de sustracción ilegal de hidrocarburos”, aseveró el jefe del Ejecutivo de la capital del país.

Respecto del hecho ocurrido en Palmarito, Puebla, donde un elemento del Ejército presuntamente disparó contra uno de los supuestos huachicoleros, el jefe de Gobierno de la CDMX aseguró que, en caso de acreditarse una conducta inadecuada, deberá aplicarse la ley.

Mancera indicó que en la reunión de la Conago también tocarán el tema de la portación de armas de fuego.

Aseguró que si se deja en libertad a quienes portan armas, luego cometen delitos más graves y perniciosos para la sociedad.